Bienvenido al blog, aquí encontrarás terapias y alternativas a la medicación para niños hiperactivos. Porque no todos los niños hiperactivos son TDAH.

La finalidad de este blog es dar a conocer mi experiencia como madre, mi día a día alternativo.


Por mucho que mediquemos si el diagnóstico es erróneo, es decir no hay un problema neuronal sino un problema de visión, de oído, de estrés, de alimentación no adecuada o de lateralidad cruzada, lo único que haremos es empeorar a nuestros hijos. Porque el problema de fondo continuará.

Entra, lee, mira, escucha y dame si te apetece tu opinión y sobre todo tus consejos.


lunes, 4 de mayo de 2015

Mamá de nuevo

Llevo meses sin escribir una entrada, y es que he estado ocupada con la feliz llegada de mi segundo hijo. Leo nació el 28 de Enero, gracias a mi tenaz insistencia nació con un parto natural, esta vez lo conseguí, nada de cesárea ni medicación. Me costó lo mío, no voy a negarlo, pero también reconozco que el tema ha cambiado mucho, en todo momento me pidieron permiso, el trato fue excelente, y la sala de parto espectacular, con bañera, pelota de goma, música...
Biel estuvo 10 horas sentado en el pasillo, literalmente en el suelo del pasillo, esperando impaciente conocer a su hermano.
Cuando nació y lo sostuve en brazos, el tiempo se paralizó, el dolor, la angustia todo quedó en pausa.
Fue uno de los momentos más tiernos de mi vida, despacio me abrí la bata y el lentamente fue ascendiendo hasta encontrar mi pecho, fue impresionante.
Durante mis 5 días en el hospital, no se separó de mi ni un segundo, todas las pruebas médicas se hacían en la misma habitación, continuamente entraban comadronas para darme consejos de lactancia.
Para Biel ha sido una dura prueba, 10 años de exclusividad en casa, el príncipe destronado.
Pero poco a poco vamos todos encontrando nuestro lugar.
Gracias a toda la información que he ido encontrando durante estos años y que he compartido en este blog, intento ser una mamá consciente, miro con lupa las posiciones de mi bebé, me preocupo por la estimulación temprana y sobre todo de no sobre-estimular. 
Casualidad o no, Leo es un niño súper tranquilo.
Estoy disfrutando cada instante al 100% y creedme no puedo ser más feliz.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada