Bienvenido al blog, aquí encontrarás terapias y alternativas a la medicación para niños hiperactivos. Porque no todos los niños hiperactivos son TDAH.

La finalidad de este blog es dar a conocer mi experiencia como madre, mi día a día alternativo.


Por mucho que mediquemos si el diagnóstico es erróneo, es decir no hay un problema neuronal sino un problema de visión, de oído, de estrés, de alimentación no adecuada o de lateralidad cruzada, lo único que haremos es empeorar a nuestros hijos. Porque el problema de fondo continuará.

Entra, lee, mira, escucha y dame si te apetece tu opinión y sobre todo tus consejos.


lunes, 27 de febrero de 2012

Primera visita osteópata

Hoy Biel se ha portado como un campeón. Tenía yo mis dudas... Ha estado muy tranquilo y se lo ha tomado muy en serio.
Montse Martín (ostéopata) nos ha comentado que Biel tiene las cervicales muy rígidas igual que el tórax.
La visita ha empezado con preguntas del embarazo, parto, gateo... (ya casi las respondo de carrerilla).
Con mucha calma y cariño ha empezado a tocar a Biel por los pies y ha ido subiendo hasta la cabeza. Cuando le tocaba el tórax me ha preguntado si tenía problemas de bronquitis, y afirmativo Biel es de lo que más padece.
A grandes rasgos la conclusión de Biel es que el embarazo fue normal, pero los últimos días de gestación como yo no tenía contracciones y ya había pasado de la semana 42, empezaron a medicarme durante 2 días y como tampoco se producía el parto me hicieron cesárea. Todo esto altera mucho al bebé. Y si además le sumas que estuvo 2 horas solito en una incubadora sin ningún contacto con sus padres...
Todo este nerviosismo se vio reflejado en su manera de mamar y sus prisas por caminar. Con 5 meses gateaba pero para buscar un apoyo y ponerse de pie de puntillas.
Todo este proceso al no hacerse correctamente le quedaron reflejos primitivos activos que son los que hoy por hoy le dan tantos problemas. No es ágil dando saltos, ni jugando con una pelota. Para él leer o escribir es una tortura, son tantos los movimientos que necesita su cuerpo...
El tema de la psicomotricidad siempre me ha preocupado, el neuropediatra se quedó tan ancho diciéndome que los TDAH tenían sus limitaciones, y esta era una.
Al empezar la visita Biel sin doblar las rodillas no podía casi agacharse, cuando ha acabado ha vuelto ha probar el estiramiento y sus dedos llegaban hasta las rodillas.
Estoy muy orgullosa de mi niño! Creo que vamos por el buen camino...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada