Bienvenido al blog, aquí encontrarás terapias y alternativas a la medicación para niños hiperactivos. Porque no todos los niños hiperactivos son TDAH.

La finalidad de este blog es dar a conocer mi experiencia como madre, mi día a día alternativo.


Por mucho que mediquemos si el diagnóstico es erróneo, es decir no hay un problema neuronal sino un problema de visión, de oído, de estrés, de alimentación no adecuada o de lateralidad cruzada, lo único que haremos es empeorar a nuestros hijos. Porque el problema de fondo continuará.

Entra, lee, mira, escucha y dame si te apetece tu opinión y sobre todo tus consejos.


martes, 3 de abril de 2012

"Cuanto más medicalizada está la sociedad, más enfermedad hay"

Teresa Forcades, monja benedictina en el monasterio de Sant Benet

 Hoy cuanto más medicalizada está una sociedad más enfermedad hay, porque atribuimos una etiqueta diagnóstica a fenómenos de la vida cotidiana que años atrás a nadie se le habría ocurrido etiquetar como patología Además, se le propone un tratamiento farmacológico de por vida, porque como que es un rasgo caracterológico ...

 
Otro ejemplo es el de la muerte, que la reducimos a conversaciones del tipo: "Que ha pasado el médico? Han subido el oxígeno? Ya le han dado la pastilla? ... "Y con ello van pasando las horas, y no ha habido espacio social para abordar la realidad espiritual o humana.
 
Otro caso, la hiperactividad infantil. Ha habido iniciativas-pagadas por las casas que patrocinan un medicamento-que son las informaciones en las que nos basamos para decir que hay un gran porcentaje de niños que tienen este problema, y tienen que comprar tal pastilla.
 
"El sistema médico se ha convertido en un peligro para la salud" y también que "la obsesión por la salud ha convertido en una patología". A Jesús lo habrían llenado de pastillas hoy, porque no creo que tuviera completo bienestar social y físico.
 
No puede ser que la salud sea un negocio, en eso soy radical.
 
Hay una crisis de innovación porque se hacen drogas que son repeticiones con una variación de moléculas mínima para poder patentar como nuevas. Para innovar de verdad tienes que tener un corazón y una mente abiertos, tienes que ser un poco genio y no pensar en el dinero.
 
La medicina convencional es muy decepcionante para las enfermedades crónicas.
 


Fuente Ara.cat vía Rafa Cubí 
    

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada